jueves, 11 de junio de 2009

BOGOTA GLOBALIZADA
Por: Luz Ángela Ardila Gutiérrez


Re-conociendo el contexto para leer el texto…

Es miércoles en la tarde, caminar por las calles de Bogotá resulta casi imposible, especialmente si se elige el centro de la ciudad por la carrera séptima, también llamada Alberto Lleras Camargo, una de las principales vías arterias de Norte a Sur en su zona oriental. Esta calle inicia en el municipio de Chía a 20 Kilómetros del perímetro de Bogotá y atraviesa cinco localidades de las 20 en las que está dividido el Distrito Capital y que albergan los 6.840.116 habitantes y 7.945.263 en el área metropolitana,[ ]con una densidad poblacional de aprox. 3.912 habitantes por kilómetro cuadrado. Según el censo del DANE de 2005, solo 15.810 habitantes se ubican en la zona rural, el 47,5% de la población son hombres y el 52,5% mujeres.

Bogotá se destaca por ser un importante centro económico e industrial, su ubicación geográfica le permite ser un punto estratégico en términos logísticos, ya que el transporte de todo tipo de mercancía hacia otros lugares del país es relativamente rápido. De igual manera se facilita el abastecimiento de materias primas para el sector industrial en la ciudad, por su cercanía a regiones agrícolas de gran importancia como los Llanos Orientales. Primordialmente se destacan los sectores industriales de alimentos, bebidas, química, farmacéutica, textil, editorial y metalmecánica. Muchas compañías multinacionales han establecido su operación regional en esta zona industrial durante las últimas décadas por las ventajas que ofrece. Un 22,7% de la producción industrial del país en el 2004 se manufacturó en Bogotá.

Desde el punto de vista cultural existe una importante oferta representada en la gran cantidad de museos, teatros y bibliotecas, siendo algunos de ellos los más importantes del país. Además, es sede de importantes festivales de amplia trayectoria y reconocimiento nacional e internacional. También se destaca la actividad académica, ya que algunas de las universidades colombianas más importantes tienen su sede en la ciudad. Es de destacar que la UNESCO otorgó a la ciudad el título de Capital mundial del libro para el año 2007. (www.Wikipedia.com)

Un ser Humano inmóvil como rasgo de ciudad… Hacer visible lo invisible…
Todos los días, incluso este miércoles, en la esquina de la ya descrita carrera séptima se observa sobre un pedestal de cemento, al hijo de Saturno y Ops, Neptuno, no vestido con ropajes suntuosos, simplemente lo acompañan una túnica azul, un tridente, una corona que identifica su poderío, un tarro y unas sandalias que lo soportan por horas y horas a la espera de que algún transeúnte admirado por su indumentaria o quizás conmovido por su valentía y aguante se decida a arrojar algunas monedas. A cambio de ellas ofrece algún movimiento calculado que finalmente más que un signo de agradecimiento por las monedas, son una forma de retomar su figura humana y descansar de la dura tarea de quedarse quieto, inmóvil para “ganarse la vida” imitando una estatua “muerta”.

Este hombre – estatua es tan sólo uno del 47.5% contado por el DANE y seguramente uno de los 2.259.000 personas, también contados por el DANE, como desempleados que en cifras estadísticas son el 12.5% a febrero de 2009, según una nota publicada en el diario El nuevo Siglo el 01 de Abril de 2009.

Este acto cotidiano en su vida como “Neptuno” hace parte de un sector invisible, como lo denominaría Manfred Maxneff en su teoría del “Desarrollo a Escala Humana”, que busca el día a día en las calles de una gran ciudad de cemento de América Latina. Dice Maxneff que “la situación de crisis de América Latina se manifiesta de muchas maneras. Una de las más significativas es la expansión sostenida de los sectores invisibles en el curso de los últimos años.” Se puede interpretar entonces que es por ello que las calles de Bogotá se han visto invadidas por libertadores, robots, reinas, damas antiguas, bufones que por alguna razón han engrosado los índices de desempleo. No es una situación específica de Colombia Maxneff analiza el caso de Chile donde “el contingente de población activa que trabaja en ocupaciones no asalariadas es de tal magnitud que ya pierde todo sentido considerarlo como sector residual de la sociedad. Por una curiosa dialéctica, tales sectores se manifiestan a la vez como expresión extrema de la crisis y como eventual embrión para revertirla. Por falta de oportunidades en el mercado formal los trabajadores desocupados y sus familias generan formas alternativas de organización productiva y de actividad laboral, dando origen a una sorprendente diversidad de estrategias de supervivencia.” Como la de ser una estatua humana.

Un trabajo globalizado…
Pero a este hombre como a muchos otros este oficio de limitar sus músculos a mínimos movimientos no se le ocurrió de la nada, ni son un invento reciente, como explica un reportaje divulgado en una web denominada “Nerds All Star” que insiste que estos personajes se someten a este tipo de trabajos no como “un rebusque mas. No para safar un plato de fideos con manteca… Es simplemente arte” (http://weblogs.clarin.com/revistaenie-nerdsallstar/archives/2008/09/resulta_que_ahora_admiramos_a_las_estatuas_vivientes.html) En esta alegoría al trabajo deshumanizado se describe que: “Contrariamente a lo que muchos suponen, las estatuas vivientes no son un invento reciente de actores desempleados con el estómago crujiente. Parece ser que vienen del Antiguo Egipto, pisan fuerte en el Medioevo, el Renacimiento, el siglo XIX y en las grandes ciudades del siglo XX. Que fueron cosa de monarcas, sacerdotes y nobles, y que luego se convirtieron en arte callejero de la sociedad industrial. Que ya incorporadas a la vida de las grandes ciudades, comenzaron a ocupar el trono de cosas unánimemente detestadas junto a mimos, payasos, psicoanalistas y tipos en zancos haciendo malabares.” No es claro cómo, ni cuándo las estatuas humanas se trasladaron del antiguo Egipto a las grandes ciudades latinoamericanas, lo que si es claro es que este es un ejemplo evidente de lo que ha sido una de las modificaciones mas nefastas que ha traído la globalización aplicado al caso Colombiano (es decir una de las globalizaciones: la colombiana). Marco Raúl Mejía en “De qué globalización hablamos (entre globalización y globalizaciones), define este fenómeno como “precarización del trabajo”, su teoría frente a este tema se basa en la idea de que una persona que tiene “largos periodos de desempleo se ve abocada a una realidad de subempleo permanente”, en la que escasamente alcanza a recibir dos dólares diarios para sobrevivir, es decir aproximadamente 4.784 pesos colombianos.

¿Qué puede hacer Neptuno o cualquier otra estatua humana con 4.784 pesos en una ciudad como Bogotá?. Un pasaje en transmilenio cuesta 1.500 pesos, obviamente para ir de un lugar a otro se supone que es un proceso de ida y regreso por lo que se debe contar con 3.000 pesos, exactos porque no rebajan ni un centavo sea anciano, joven estudiante o niño, aquí para todos es igual. Si restamos esto a la suma alcanzada por día quedarán 1.784 pesos, un almuerzo corriente cuesta por lo menos 3.000 pesos, lo que quiere decir que tendrá que hacer algún malabar para conseguir lo que le falte o simplemente pasar con un perro caliente de 1.000 pesos y una gaseosa de 800 pesos y quedará debiendo. Pero si tiene suerte y consigue completar para el almuerzo de 3000 mil pesos, puede encontrarse con alimentos de dudosa procedencia y cocción, lo que puede resultar muchísimo más costoso si el estomago del personaje no necesariamente es de cemento y se ve afectado por alguna enfermedad, ¿Cómo hará Neptuno para ir al médico sin dinero?, ¿Cómo comprará por lo menos un medicamento paliativo para que atenúe su dolor?, ¿Cómo desayunará?, ¿Cómo cenará?, ¿Cómo pagará un arriendo?, ¿Cómo puede soñar no sólo con TENER sino también con SER, ser padre, madre, ser ciudadano en una ciudad, en un país que le ha dejado huérfano porque el Estado decidió abandonar sus deberes para cedérselos a entes privados?

'Desempleo genera más inseguridad',
afirma Frank Sánchez asesor de Barak Obama de visita en Bogotá
La globalización, entendida de forma individual, se refiere al proceso de internacionalización del mercado de productos y servicios de Estados Unidos hacia otros países, esta fue la raíz de la globalización e inició con el desarrollo tecnológico de maquinas con el poder de interconectarse de hacer que puntos tan distantes como África y Colombia puedan tener relaciones en cuestión de minutos con solo presionar un par de teclas. La internacionalización convirtió el mundo en lo que Mc Luhan llamó aldea global, refiriéndose a que debido a la velocidad de las comunicaciones producida por estas maquinas, toda la sociedad humana comenzaría a transformarse y su estilo de vida se volvería similar al de una aldea. Debido al progreso tecnológico, todos los habitantes del planeta empezarían a conocerse unos a otros y a comunicarse de manera instantánea y directa.

Esta proyección de McLuhan resulta aparentemente inofensiva y entraña una serie de ventajas culturales y académicas pues de alguna manera permite un intercambio que enriquece el conocimiento, gracias a esto se conoció el arte, como arte, de las estatuas humanas que inició en Egipto. Sin embargo cuando la globalización se empezó a enmarcar en el plano económico, en el intercambio no sólo de ideas, sino especialmente en el de productos y servicios se hizo evidente entonces la gran desventaja en la que estaban o están los países en proceso de desarrollo frente a países del primer mundo.

Adam Smith en su libro “La riqueza de las naciones”, describiendo el proceso de globalización, dice que “las naciones practican el comercio internacional y que sin importar su condición, reciben de él dos nuevos y adicionales beneficios: Remiten al exterior el excedente del producto de su tierra y de su trabajo, carente de demanda en el interior, y consiguen traer a cambio de aquel sobrante, artículos que solicitan en el país”. Aquí radica el problema de las globalizaciones de países como Colombia, la aplicación del concepto y del proceso no puede ser bien cimentado pues hay una condición de desventaja, no se está remitiendo al exterior el excedente del producto de la tierra y el trabajo sino que se está trabajando con el fin de exportar lo mejor del producto vendiéndolo al mejor postor del comprador y por otro lado se está importando los sobrantes de otros países, artículos y productos que posiblemente se manufacturan aquí mismo, dejando como consecuencia nuevos problemas que no solamente son económicos sino que tocan otras fibras como la social, la política y la cultural.

Los efectos de lo que se ha llamado globalización en todos los campos no se han hecho esperar, al eliminar la mano de obra interna el fenómeno de desempleo crece cada vez más creando nuevos problemas como el de la inseguridad, por lo que Bogotá también es bien reconocida a nivel nacional e internacional.

De hecho las grandes ciudades mundiales sufren de la misma enfermedad, la globalización de la inseguridad, hace poco, antes de las elecciones en Estados Unidos, en una visita del abogado y ex ministro de transporte de Estados Unidos Frank Sánchez, actual asesor de Barak Obama, en un foro sobre seguridad ciudadana organizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Parlamento Andino con alcaldes de Ecuador y Perú, se demostró que donde las tasas de desempleo son más altas hay mayor criminalidad y que para combatir la delincuencia se debe tratar el tema como algo más allá de un asunto policivo, “debe ser parte de una estrategia de desarrollo económico, pensar que la ciudad tenga un nivel de vida bueno, con empleo, acceso a vivienda, educación y salud. Si se invierte en eso, el crimen baja. Los policías y las cárceles hacen parte de la solución” pero incluso el número de policías en la ciudad es insuficiente según la ONU se sugiere que debe existir por lo menos un policía por cada 250 habitantes, en Bogotá hay un policía por cada 450 habitantes.

Una ciudad globalizada... e insegura

Ni las estatuas humanas se salvan de los efectos de la globalización, de hecho ellas mismas son un efecto de ella, un portal llamado “Trabaje por un día”, cuya misión es ser “una red de intercambio laboral en donde los participantes tienen la oportunidad de trabajar durante un único día, en algo distinto a lo que hacen normal y rutinariamente.” Y buscan “en buena medida una invitación a vivir experiencias que cambien rutinas a partir del valor que se le da al trabajo, para generar un archivo de historias que invitan a otros a replicar la actividad.” Se relata la experiencia de las “Estatuas que orinan y sonríen” donde algunas de ellas contaban su experiencia, entre otros testimonios esta el siguiente: “Hay gente de todo. Algunos me dicen vulgaridades, no nos bajan de h.p. Una vez, una señora me agarró la alcancía a patadas y me tocó salir corriendo a quitársela. En Monserrate, unos muchachos me empujaron, caí y me maltraté la cara. También hay gente buena, las mujeres me lanzan piropos bonitos, ¡Qué robot tan lindo! ¡Uy… que papito!… eso es gratificante, y la ternura de los niños, esa es la gente que vale la pena. Yo diría que mi fuerte son las mueres y los niños”

Esta es una fotografía de Bogotá, una gran metrópoli, una ciudad capital globalizada e insegura, una ciudad donde no importa el día miércoles, domingo, festivo, el cemento se confunde con la piel y muchos pasan frente a estatuas sin mirarlas, inmersos en un mundo global sin conocer su micro mundo local, una ciudad que hospeda los organismos de mayor jerarquía de la rama ejecutiva (Casa de Nariño), legislativa (Congreso Nacional) y judicial (Corte Suprema de Justicia, Corte Constitucional y Consejo de Estado), pero que sin embargo es el reflejo de una de las pobrezas más profundas que vive el mundo, la pobreza de corazón, la insensibilidad ante la necesidad del otro porque hasta parece que los sentimientos de solidaridad se han frivolizado, se han globalizado.




FUENTES DE INFORMACION


“Diario El nuevo Siglo 01 de Abril de 2009”
(http://www.barriosdebogota.com/la-tasa-de-desempleo-en-bogota-es-del-100-por-ciento/)
http://internacional.universia.net/latinoamerica/datos-ciudades/colombia/bogota/index.htm
http://www.elcolombiano.com/proyectos/ReportajesGraficos/html/2006/estatuas.htm
http://www.audiovisualartistas.com/Public/PU_catalogo.asp?idcat=49
http://weblogs.clarin.com/revistaenie-nerdsallstar/archives/2008/09/resulta_que_ahora_admiramos_a_las_estatuas_vivientes.html
http://www.xeduced.com/2009/02/17/estatuas-humanas/
http://es.wikipedia.org/wiki/Neptuno_(mitolog%C3%ADa)
http://images.google.com.co/imgres?imgurl=http://farm1.static.flickr.com/227/455475640_f91133211e.jpg&imgrefurl=http://trabajeporundia.wordpress.com/&usg=__ZtdcXaxR_L4Q9D38ypjRPifr1tY=&h=500&w=325&sz=90&hl=es&start=8&um=1&tbnid=GaQKmyzWnJuicM:&tbnh=130&tbnw=85&prev=/images%3Fq%3Dtrabajo%2Bde%2Bestatuas%2Bhumanas%2Ben%2Bbogota%26hl%3Des%26sa%3DN%26um%3D1
http://www.map.es/gobierno/muface/v183/bien.htm
http://trabajeporundia.wordpress.com/
TENDENCIAS DE PRODUCTIVIDAD Y CALIDAD:
UNA POSIBILIDAD PARA PENSAR EN LA GESTION HUMANA BASADA EN EL HUMANISMO

“PARA LA MUESTRA UN BOTÓN DE NO HUMANISMO”
En la pared de una cafetería ubicada en el centro de una ciudad catalogada como cálida y amable por el excelente servicio al cliente que brindan a personas foráneas se lee: “Prohibido hacer visita en horas de trabajo”, ¿Qué hay, además de cinta pegante, detrás de este simple aviso adherido justo en la parte superior de una ventana que conecta la cocina con el espacio donde se sientan los clientes a hacer sus solicitudes y a comer?. A primera vista el aviso sólo hace parte del paisaje y se confunde entre los tantos otros impresos que cubren el lugar, sin embargo agrede el hecho de pasar la mirada y leer rápidamente, algo despiertan estas palabras en quien lo lee, tanto como para ser ahora el inspirador de este ensayo.

Sin considerar profundamente la semántica de la información, el aviso delata de primer plano el tipo de relación existente entre el propietario del establecimiento y “sus” empleados. Revela una relación fría y vertical donde el jefe, desde un pedestal, ordena a sus subalternos, utilizando herramientas displicentes, represivas y pobres en cuanto a capacidad de comunicación se refiere, olvidar por las horas que se encuentran en ese lugar, su esencia como seres humanos.
Hay cuatro palabras reunidas allí, en esta advertencia, que traspasan las fibras y están íntimamente ligadas al ser humano: PROHIBIDO – VISITA – HORAS-TRABAJO, estas son constantes en las relaciones humanas y especialmente las corporativas en macro y en micro contextos como el del ejemplo.
De alguna manera esta amonestación es una maqueta de lo que se vive en muchas organizaciones colombianas en las que antes que considerar a los empleados como talentos potenciales que a través de su desarrollo generan el desarrollo de la empresa, son vistos como robots que producen, sin derecho a opinar, proponer o pensar diferente.
PROHIBIR es una acción con la que crecemos, desde que somos niños se prohíbe saltar charcos, ensuciar la ropa, jugar en la calle, en general equivocarnos, hacer las cosas diferente. Existimos en medio de un conglomerado de personas que tiene temor a actuar de forma distinta, en una cultura del miedo a lo nuevo. Cuando los años pasan y los padres ya no están presentes constantemente en la vida del humano, aparecen nuevas figuras represivas como los profesores y los jefes, que se encargan de que se sigan reglas y se uniformen pensamientos. Prohibir podría ser un sinónimo de esclavitud de opresión y por ende antónimo de libertad.
El termino VISITA se puede interpretar como un sinónimo de comunicación en el contexto encontrado. Visita según el diccionario de la Real Académica de la Lengua significa “Ir a ver a alguien en su casa por cortesía, atención, amistad o cualquier otro motivo”, en el contexto colombiano se refiere a entablar una conversación con alguien conocido. A la luz de de los postulados de Alain Chanlat, podríamos decir que al prohibir comunicarse con otras personas con las que se comparte la mayor parte de la vida, se evidencia la presencia de las “dimensiones olvidadas”: “el uso de la palabra, la vida afectiva y la alteridad como proceso de construcción del individuo” (González, 2007, 137). Prohibir interactuar con los compañeros de jornada es desconocer que el ser humano es uno integral, que no puede quitarse el overol de ser humano y ponerse el de trabajador antes de entrar a cumplir con un tiempo determinado, que en la mente del trabajador, durante la ejecución de sus funciones, se agitan ideas sobre sus problemas vitales: su familia, sus amigos, sus proyectos, sus logros, sus fracasos, su presente, su pasado, su trabajo y que para todos estos pensamientos y acontecimientos de su vida necesita generar procesos, pasar de las ideas a la acción y sólo comunicándose con otros lo hace realidad.
Las HORAS, el tiempo es la expresión de la vida del ser humano, “es la magnitud física que mide la duración o separación de acontecimientos sujetos a cambio” (WIKIPEDIA). Es un fenómeno inevitable, por más que esas máquinas llamadas relojes usadas como reglas para medirlo, se detengan, el tiempo continua su marcha y muchos acontecimientos importantes para los seres humanos suceden justamente en las horas de servicio a una empresa. Esas ocho horas, más del 30% del día de una persona, no pueden ser un tiempo congelado para el desarrollo de ella, al contrario, son horas en las que si logra conectar su vida con su acción laboral y encontrarle un sentido, un significado para su ser y no solo lo interpreta como una jornada pesada en la que consigue el dinero para realizarse o sobrevivir en sus otras áreas, empezará a comprometerse y verse como parte de algo y no como el riel sobre el que el tren de la empresa avanza mientras él está estancado.
La palabra TRABAJO “etimológicamente deriva de una tortura de la antigua Roma cuyo nombre en Latín era tripalĭum (tres palos), se extendió el verbo tripaliāre como sinónimo de torturar o torturarse, posteriormente la palabra mutó en el castellano arcaico a trebejare ya con el significado de esfuerzo y luego surgió trabajar como sinónimo de laborar” (WIKIPEDIA). En el significado se puede ver como desde sus inicios trabajo es sinónimo de carga, de algo incomodo de sacrificio. Sin embargo en la práctica, el trabajo es una realidad humana que nos ocurre a todos a diario y forma parte de nuestra cotidianidad. El trabajo conduce a formas de relacionarse con el tiempo, desde el trabajo se piensa en la realidad y se actúa en la realidad, es una forma de racionalizar la vida humana. Depende de la experiencia de cada persona el juicio que haga del mismo.
COLOMBIA: GESTION HUMANA BASADA EN EL HUMANISMO
Es un lugar común en las empresas colombianas actualmente hablar en términos de políticas de calidad, de sistemas de calidad. La calidad es la percepción que el cliente tiene del producto es todo un proceso en el que precisamente son seres humanos que trabajan operando instrumentos los que hacen que lo que se produce tenga unas propiedades que satisfacen las necesidades implícitas o explicitas del consumidor o usuario. Para que exista esa calidad se requiere estrictamente la participación de hombres y mujeres que proyectan en el fruto de su trabajo su relación con la vida, con el empleador y con sus compañeros de rutina, de alguna manera debe haber una intersección y armonía entre COMUNICACIÓN – TIEMPO - TRABAJO. Por esto no es ajeno el concepto de calidad con el de humanismo, mientras los individuos que producen sientan una relación entre lo que hacen y su desarrollo como personas, la producción no tiene porque afectarse, por el contrario existen claros ejemplos de que apostarle al bienestar y la preocupación por el factor humano de las empresas cosecha amplias ganancias. Pero paradójicamente los campos prohibidos la COMUNICACIÓN, el uso del TIEMPO y la LIBERTAD son las condiciones que se requieren para que el TRABAJO sea productivo y genere las ganancias esperadas.


EXPERIENCIAS EXITOSAS:
CULTURA GOOGLE

Uno de estos ejemplos es la Compañía GOOGLE, una empresa que nació como un proyecto de grado universitario de dos americanos Larry Page y Sergy Brin, catalogada en la revista FORTUNE como una de las 100 mejores compañías para trabajar, esto reflejado en las más de tres mil solicitudes de empleos al día y la percepción de sus mismos Glooglers o empleados.
Su éxito radica según los Googlers, en que la empresa genera muchos valores agregados que hacen que se sientan mejor que en casa. Y que están dirigidos para que se centren todos en ser productivos. Entre estos valores agregados se contemplan el desarrollo personal, intelectual y la lúdica que hacen seres felices y productivos. Por ejemplo el 20% del tiempo de su trabajo es dedicado a proyectos personales y 10% libre para la disposición absoluta. Para lo cual dentro de la misma compañía cuentan con 17 restaurantes en los que se provee de comida gratis a los empleados, en algunos de ellos preparan productos orgánicos que se cultivan dentro de la misma compañía. El campus de la empresa esta cuidadosamente decorado con pinos y jardines. No existen muchas reglas según Markus Mok, programador “Puedo definir cómo es mi día… Puedo trabajar desde la casa si mi hijo está enfermo…”. Cuentan con salas de juego que incentivan la creatividad, allí pensar diferente no es una prohibición es una condición y es por el contrario estimulado. No es mal visto que los empleados lleven a sus mascotas en un día laboral, según una de ellas “Es agradable compartir un poco de la vida con los compañeros de trabajo”, Por todas partes han situado tableros y marcadores para que experimenten con sus ideas y escriban lo que se les viene a la cabeza en el momento justo en el que llega. Les importa conocer los gustos de sus empleados por ello un criterio de selección es que tengan amplios intereses, hobbies, deportes, arte, etc. Tienen dentro de los edificios gimnasio, piscinas, médicos, cabinas de masaje, es una cultura de aprecio al entorno y al prójimo. La biblioteca es una de los lugares más sorprendentes con área de descanso y chimenea virtual. El lema es aprender cosas nuevas no solo para aplicar en las funciones que cumplen dentro de la compañía.
Seguramente todas estas ventajas ofrecidas a los empleados resultan onerosas y costosas para la compañía no obstante, según sus creadores, lo que recibe Google de sus empleados es una tremenda lealtad y productividad y a pesar de las caras inversiones la empresa sigue cosechando beneficios con altos márgenes de ganancia.
A MANERA DE CONCLUSION
Los procesos de calidad en Colombia, como nueva tendencia empresarial, podrían ser una oportunidad para empezar a pensar diferente, para “poner de moda” si se permite el término, el trato humano en ámbitos laborales. Hoy en día más que nunca se siente un ambiente de apertura y cambio debido a las reglas universales en las que tenemos que entrar. Nos estamos abriendo a contemplar nuevas formas de pensar el problema del trabajo, “mejorar las condiciones de trabajo para las personas y garantizar la productividad de las organizaciones” (González, 2007, 129)
En términos de humanismo se debe entender la calidad de los productos como un resultado de la calidad de los procesos de interacción entre los gerentes, los colaboradores y los clientes. Quizás el revisar ejemplos exitosos en otros países o en el propio nuestro como es el caso del restaurante Crepes and Waffles, sea una posibilidad para conocer y entender que los procesos pueden ser distintos, que la era del jefe en una oficina encerrado y sus empleados atemorizados cuando deben comunicarse con él, ya pasaron, y que sólo en la libertad, el desarrollo integral individual y colectivo, en el aprovechamiento y la libertad de la comunicación, el tiempo y las formas de pensar, está el éxito o el fracaso de los negocios, empresas y organizaciones.


REFERENCIAS
· González, López Luis. (2007). La cara humana de la Psicología III. Colombia: Centro de publicaciones Universidad de Manizales
· Nelson, Bob (1998). 1001 formas de motivar a los empleados, Grupo editorial norma.
· Castro, Benito (2007). El auge de la Comunicación Corporativa. España: Creative Commons
· http://www.youtube.com/watch?v=P7PPGt7HbWE&feature=related VIDEO TRABAJAR EN GOOGLE
· http://www.crepesywaffles.com/html/corporativa/recurso_humano.php4






Bienvenidos a mi Blog de Comunicación Organizacional