domingo, 5 de septiembre de 2010

HABLA CON...CRETO

CRETO:

Que cantidad de gente la que ha pasado hoy...
Peleando, comiendo helado, abuelitos tratando de pasar la calle.
Una pareja, adueñada de la única silla en buen estado del parque, pasando horas y horas contemplándose, como si nunca se hubieran visto.
Un mimo persiguiendo a una señorita, que pelea con él para que no le pegue una carita feliz en la solapa de la chaqueta a cambio de cien pesos.
Un payaso con cara larga. Un hombre con una llama, su mascota, ofreciendo la fotografía instantánea de su hijo, y claro, las palomas que no pueden faltar, y con ella, obviamente el producto de una cuantas digestiones. Todos los días lo mismo. Será igual en otros sitios de la ciudad... hmmm ni idea.

Ayyy!!!, acaba de llegar el culebrero, se tipo es una abeja, está extendiendo la tela sobre la que pone todos los mejurjes milagrosos que le devuelven al ser querido. le quitan el mal de ojo, le estiran las patas de gallina a las señoras, mejor dicho , no halla qué inventar y la gente, como siempre le cae redondita.

Mientras él hecha el carretaso, otro, que desde aquí parece ser su compinche, se le acerca disimiladamente a una señora embobada con la pomada que dejará su piel lozana, va a quedar sana!!!, cuando vea que su billetera no está en la cartera. En fin, una de tantas víctimas de las multitudes que sin querer queriendo, con cómplices del hurto descarado de charlatanes. Las consecuencias del desempleo, como dicen por ahí.

Se acerca un taca, taca, taca, taca es la carrosa que llaman colonial que lleva gente de paseo, el caballo es precioso, uhmm, me trae taantos recuerdos de la finca! lástima que no puedeo mirar al frente y me pierdo el recorrido completo del animal, pero bueno, estas dos semanas me he conformado con sentir su galopar.
El sol del medio día es insorportable, está justo encima mío. La cara se me empieza a derretir del calor, pero hay una nube gris que indic que antes de media hora va a empezar a llover.

Finalmente valió la pena esperar, por fin un niño de estos que se la pasa examinándome y jalonando el vestido improvisado de estatua de la uhmmm, libertad! le pidió a su papá una modena para tirarla en el tarro de galletas o mejor en la caja de la libertad, esa si que es libertad!! porque cada vez que suena siento que me estoy ganando un momento de descanso, cambiando de posición y además, alimenta mi esperanza que algún otro niño se anime a divertirse con mi actuación y completar lo suficiente para comer esta noche con este trabajo de estatua.

-Escrito en 2004 por Luz Ángela Ardila -

Dedicado a tantos seres humanos que con su actuación se ganan la vida e iluminan esta selva de con...creto