miércoles, 24 de noviembre de 2010

Común…red…ciber…vismo

Común…red…ciber…vismo
De la Comunicación – las Redes Sociales y el Ciberactivismo

L@ internet es el avance de la humanidad y la destrucción de la naturaleza.
(Anónimo)


Dice David de Ugarte en “El poder de las redes” que internet “pone en contacto a millones de personas cada día”, sin embargo vale la pena preguntarse si estas nuevas “relaciones” que surgen a partir de lanzar mensajes a través de un medio pueden considerarse como un proceso en el que se ponen en contacto personas.

Desde una mirada práctica es evidente que estos procesos de intercambio de mensajes cumplen con las condiciones para advertir que allí se dan procesos de comunicación, existe un emisor, un receptor, un mensaje, un medio, ruidos que intervienen la comunicación y un contexto en el que se mueven quienes interactúan, pero ¿realmente interactúan? O ¿simplemente consumen informaciones?.

EL PODER DE LAS REDES
Y EL FUTURO DE LAS REDES

Existe un estudio reciente de Sysomos, una compañía canadiense que examina el comportamiento en las redes sociales, en el que a través del análisis de la dinámica generada en Twitter concluyó que el 71% de los “tweets” no genera ningún tipo de respuesta, lo que implica que un alto porcentaje de mensajes en Twitter no alcanza el nivel de conversaciones, y concluye que los usuarios de esta red tienen un comportamiento similar al de las personas autistas, es decir se leen mensajes, se sabe que están allí, pero no se genera ningún tipo de intercambio, están es su propio mundo.

Ésta es quizás una fase siguiente al éxito de las redes. Es cierto, la novedad del medio ha hecho que una gran cantidad de usuarios se inscriban y a través de masivos movimientos logren resultados como el grupo “No a la reelección”, contra el tercer mandato de Álvaro Uribe, de facebook, pero quién no se ha unido a grupos sin conocer su real objetivo. Basta con dar un vistazo a los perfiles de facebook para reconocer en ellos una cantidad indeterminada de grupos a los que hemos aceptado como “contacto” sin embargo si no genera movimientos simplemente pasa el tiempo y olvidamos que hacemos parte de él.

Es nuestra realidad, toda información hoy en día es pasajera, nos movemos por el sentimiento publicitario que generan causas, que pueden ser nobles, pero igual son pasajeras, mañana vendrá otra y otra, y entre más rápido llegue la nueva mucho mejor, de hecho uno de los retos de internet es responder en tiempo real, actualizarse tal cual como se presentan los hechos y esto hace que estemos tan saturados de información que la importancia que damos a cualquier suceso es fugaz. Existe tanta variedad que cada uno puede tener su propio medio, si logra adeptos es una osadía, de esta diversidad habla el artículo Ciberactivismo en Colombia, “con la entrada de internet, el activismo adquiere una variedad ilimitada, dado que todos los usuarios tienen la posibilidad de crear su propio grupo en pos o contra de un ideal o vincularse a uno ya existente”.

La esencia de la estructura de la red se configura como un lugar desde el cual se puede ejercer poder, pero un poder efímero, porque la mente de los seres humanos es impredecible, más cuando tenemos infinidad de posibilidades para elegir.


UNA RED DE PUNTOS INDIVIDUALES

Cada uno de los nodos de la red distribuida mostrada por David Ugarte, representa a millones y millares de personas conectadas, no obstante la misma imagen de la red muestra lo frágil que son esas conexiones, lo único que une un punto con otro, es decir una persona con otra, es un frágil hilo, por lo demás somos puntos distantes e individuales, autónomos actuamos socialmente, pero esta actuación es sólo eso, se juegan roles antes nunca imaginados, pues en este espacio más que en cualquier otro tenemos la libertad de elegir.

En este mismo sentido, haciendo uso de la libertad manifestamos pensamientos y planteamos preguntas en blogs que en muchos casos son “egotecas” de ideas visitadas por los más cercanos amigos, porque somos sólo uno entre millones, a la espera de que alguien lea lo que escribimos. Los Bloggs se han convertido en las nuevas plazas públicas a través de los cuales se promulgan informaciones, pero son plazas individuales y se requiere de un gran esfuerzo y persistencia para que otros vengan, se reúnan, debatan y discutan en torno a temas allí expuestos, de lo contrario lo que se logra es sólo publicar una información más.

Mientras que estos espacios virtuales ganan terreno y se apropian de la vida privada y pública de los seres humanos hay otras esferas que involucionan, el contacto real con personas reales, no a través de pantallas de computador o de teléfonos ultra modernos, la voz, el grito, el habla, aquello que nos hace más humanos se empieza a dormir, el contacto cuerpo a cuerpo y cara a cara se guardó en una caja y nos vemos a través de cristales, pero ni siquiera conocemos quién escribe.

Puede que internet nos presente una forma más atractiva, impactante y masiva para acercarnos a más personas pero paradójicamente poco a poco logra alejarnos de nuestra esencia de la naturaleza del ser humano.

REFERENCIAS


Ugarte, D., “El poder de las redes”, disponible en: http://www.deugarte.com/gomi/el_poder_de_las_redes.pdf
- Saldarriaga, M.


“El ciberactivismo en Colombia”, visto el 25 de agosto de 2009 en:
http://marcesaldarriaga.blogspot.com/2009/06/el-ciberactivismo-en-colombia.html


Santos, Mateo., “El 71% de los ‘tweets’ no genera interacción. ¿Somos autistas?” En: http://www.enter.co/internet/%c2%bfsomos-autistas-el-71-de-los-tweets-no-genera-interaccion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario